A un año de los cuadernos K: “Si gana Fernández, los presos quedarán libres”

Diego Cabot, el periodista que investigó los cuadernos de Centeno además aseguró que los involurados “van a ir por la nulidad”.

A un año de los cuadernos K: “Si gana Fernández, los presos quedarán libres”Oscar Centeno, el ex chofer de Roberto Baratta.

Diego Cabot, el periodista del diario La Nación que investigó los cuadernos de las coimas en el kirchnerismo, reveló hoy que “siempre supimos que los cuadernos de (Oscar) Centeno iban a desaparecer” y juzgó que si Alberto Fernández llega a la Presidencia de la Nación los detenidos “quedarán en libertad” porque “irán por el camino de la nulidad” de la causa a cargo de juez federal Claudio Bonadio.

“Van a ir por el camino de la nulidad y posiblemente terminemos unos pocos viviendo afuera si gana Fernández”, sostuvo Cabot, a casi un año de estallar la causa que involucra a la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner y a importantes empresarios y a ex funcionarios de la administración anterior.

El periodista de La Nación participó del Ciclo de Conferencias organizado por el Rotary Club de Buenos Aires con la coordinación de Clara Mariño, donde resaltó que en la actualidad hay 174 procesados por el caso, 70 con pedido de juicio y 101 que están aguardando si les confirman el procesamiento de cámara.

Cabot reveló: “Siempre supimos que los cuadernos iban a desaparecer”, en relación a los escritos del chofer de Roberto Baratta, ex número dos de Julio De Vido, en el Ministerio de Planificación, presentados como la prueba que disparó la investigación judicial sobre el caso de corrupción público-privada más relevante de los últimos tiempos en la Argentina.

Cabot afirmó que por esa y otras razones los encargados editoriales de La Nación desde un principio decidieron hacer la denuncia judicial, aun antes que publicar la investigación que derivó en la causa que llevan adelante Bonadío y el fiscal, Carlos Stornelli

En ese sentido, sostuvo que el disparador decisorio fue cuando Baratta salió de la cárcel y la fuente entonces solicitó la devolución de los cuadernos, a lo cual accedió porque “del otro lado hay gente con mucho dinero y pocos escrúpulos”, aun sabiendo que las pruebas nunca iban a volver a aparecer ya que “fueron escritos para extorsión o cobertura”.

Explicó que el planteo fue entre publicar la “mejor historia que el periodismo puede poseer, o no publicarlo y judicializarlo” y que se “analizaron minuciosamente cada uno de los posibles escenarios, considerando que no publicar fomentaba el armado de un nexo probatorio”.

El periodista de La Nación no se privó de vincular la causa al proceso electoral y reveló que los estudios jurídicos que defienden a los ex funcionarios y empresarios involucrados en la causa manejan “dos estrategias judiciales”, según se imponga Fernández o el presidente Mauricio Macri logre su reelección.

www.losandes.com.ar