“Los hombres de negro no vendrán”, o “España es demasiado grande para ser rescatada” son las frases que dominan por estos momentos la prensa española para dar cuenta del renovado optimismo del Gobierno de Mariano Rajoy… ¿y que mejor que el fútbol para contagiar al sufrido pueblo?

(Urgente24)

Aupado por una mejora en el riesgo país, un Ibex por segundo día consecutivo al alza, una Ángela Merkel que se muestra más flexible en sus imposiciones de medidas de austeridad y una banca que verá permitido un salvataje limitado a la industria, pareciera que Mariano Rajoy se puso la “10”.

La analogía no es caprichosa. La cuenta atrás para la Eurocopa ya ha comenzado y parece que un viento de optimismo se apodera de España, y no sólo en términos deportivos. El apoyo de la Comisión Europea y Francia a la idea de que sean los bancos los que puedan pedir directamente ayuda a los fondos de rescate europeos es la esperanza a la que el Gobierno e instituciones quieren agarrarse, aunque después en letra pequeña se diga que se trata de un proyecto a largo plazo. Los inversores, en la bolsa, también se han animado y desde el lunes (5/06) el Ibex está en alza y la prima de riesgo lucha por relajarse.

Esa ola de optimismo parece emular el “yes we can” de Barack Obama. La vicepresidente Santamaría y el ministro Montoro ya entonan el “podemos” para convencer que el país resistirá y no necesitará ser rescatado, y como ha dicho el ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, “los hombres de negro no vendrán a España”. Montoro ha reiterado en la mañana de este martes (6/06), igual que ya dijo la semana pasada tras el Consejo de Ministros, que “España no es técnicamente rescatable, y lo que necesita es más Europa”, y seguir haciendo los deberes.

Montoro ha subrayado que Alemania no ha pedido al Gobierno de España que solicite el rescate. «Lo que nos piden es que hagamos los deberes en casa y lo que nosotros les pedimos a ellos, no sólo a Alemania, sino a los países del club del euro, es que hagamos más Europa sin olvidarnos de hacer nuestras tareas en casa», ha indicado.

En declaraciones a Onda Cero recogidas por Europa Press, Montoro ha insistido en que los acreedores de España no quieren que ésta caiga porque lo que quieren es cobrar. En este sentido, el ministro ha precisado que el problema de España es precisamente su deuda externa, que hay que refinanciar para evitar que al país «se le venga encima» y tenga que afrontar «cancelaciones extremas y exageradas».

Así, ha explicado que una prima de riesgo tan elevada como la española lo que en realidad está diciendo es que España «no tiene abierta la puerta de los mercados», que al mismo tiempo son los acreedores del país.

Mientras el ministro de Hacienda realizaba estas declaraciones para la cadena Onda Cero, la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría hablaba en el Forum Europa, en sus primeras declaraciones tras su visita relámpago la semana pasada a Washington. Santamaría no se mostraba segura, “ya se «empieza a confiar» en España» que está a la cabeza del esfuerzo reformista en el conjunto de la Unión Europea». La portavoz del Gobierno ha afirmado que España está «demostrando más que nunca su fortaleza» y ha añadido que las reformas y los esfuerzos que se están realizando han comenzado a «reconocerse» en el conjunto del mundo».

Deja una respuesta