El titular de la Comisión de Presupuesto de la Legislatura porteña, Alvaro González, no tiene dudas de que el jefe de Gobierno porteño aglutinará al arco opositor al kirchnerismo.
El hombre no duda que Mauricio Macri será candidato presidencial. Alvaro González, titular de la Comisión de Presupuesto elogió además las cualidades de Horacio Rodríguez Larreta y Gabriela Michetti para ser candidatos a jefe de Gobierno del macrismo, pero afirma que será el partido el que definirá la candidatura. En diálogo con Parlamentario no ahorró críticas hacia el arco opositor por no haber aprobado el Presupuesto y al respecto sostuvo que el mismo manifiesta un obstruccionismo sistemático aunque se muestra optimista respecto a la sanción del programa de gastos y recursos para 2011.

– ¿Cómo vislumbra el desarrollo de este año electoral?

– Es un año con enormes condimentos políticos ya que habrá elecciones para todas las categorías en las que se pondrá sobre la mesa las gestiones llevadas a cabo en los tres últimos años. Desde el punto de vista político yo creo con absoluta tranquilidad de que el PRO y el ingeniero Macri hicieron en estos tres años, todos los esfuerzos para mejorar la calidad de vida de los porteños. Al respecto yo creo que ello será respaldado en las urnas en lo que se refiere a las políticas de Estado implementadas en la Ciudad.

– ¿Cómo ve al jefe de Gobierno, buscando la reelección o candidato a presidente?

– Yo lo que observo hoy, es que Macri está absolutamente lanzado a proponerles a los argentinos la conformación de un nuevo modelo de país; seguramente en lo que resta para las elecciones presidenciales habrá ciertos reacomodamientos de las distintas fuerzas, pero aún así yo veo al jefe de Gobierno -en este momento- en condiciones y con la preparación necesaria para llevar adelante un proceso de eliminación de la pobreza del país y el mejoramiento sustancial de la calidad de vida de todos los argentinos.

– ¿Macri es quien aglutina a la mayoría del arco opositor a la gestión K?

– Macri es un hombre decidido a decir las cosas como son y a enfrentar situaciones que otros gobernadores han callado durante los últimos tiempos. Nuestro conductor político ha sido muy duro con el Gobierno nacional y ha reconocido en algunos casos, cuando éste ha actuado correctamente con la Ciudad. En virtud de ello creo y no es porque lo vea sólo yo, sino que es obvio que lo observa una importante cantidad de argentinos, ven en el ingeniero Macri a un gobernador que quiso hacer una enorme cantidad de transformaciones en la Ciudad y que muchas de ellas quedaron en el camino por un capricho del Gobierno nacional de no apoyar a un distrito como la Ciudad de Buenos Aires, solamente porque el Ejecutivo tenía un signo político distinto al del Gobierno de la Nación.

– ¿Cuál es la propuesta del PRO a nivel de candidaturas para la Ciudad?

– En el PRO hay muchísimos compañeros que han trabajado y que poseen una enorme representatividad en la sociedad y creo que como en cualquier espacio político habrá posicionamientos internos, y estoy persuadido de que alguna disputa que pueda aparecer será zanjada a partir del convencimiento de que el PRO puede ofrecer a la ciudadanía de Buenos Aires el mejor candidato para continuar con la política transformadora que inició Mauricio Macri.

– ¿Cómo se definirá el candidato del PRO a jefe de Gobierno?

– El tema seguramente será parte de la discusión política interna de nuestro espacio. Por ahora veo dos figuras lanzadas con distintos perfiles a tratar de ser los continuadores de la tarea desarrollada por Macri. Una es el actual jefe de Gabinete, Horacio Rodríguez Larreta y la otra es encarnada por la actual diputada nacional, Gabriela Michetti. Creo que cualquiera de los dos, tienen enormes posibilidades de continuar con la labor llevada a cabo por el jefe de Gobierno. En ese sentido es bueno destacar, que estos candidatos si bien expresan la política que se genera desde el PRO, tienen perfiles distintos. Hay una candidata como Michetti que posee un carisma que penetra muy bien en la sociedad, y hay otro candidato como el jefe de Gabinete que tiene una preparación y un conocimiento de la Ciudad como muy pocos dirigentes, y ello es algo que hace la diferencia con los demás políticos.

– ¿De los nombrados, quién desearía usted que represente al PRO?

– La política no se construye con deseos personales. Creo que la verdadera construcción se hace cuando prevalecen las soluciones que mejor le resuelvan la vida a los ciudadanos, al respecto desde el PRO trataremos de generar una candidatura que exprese lo que mejor puede ofrecerle nuestro espacio a los vecinos.

– ¿Quién es el mejor candidato que el PRO puede ofrecerle a los vecinos?

– Básicamente depende de la discusión que se desarrolle en nuestro ámbito partidario. Con los que contamos, son dos excelentes candidatos y la decisión se tomará puertas adentro y no a través de los medios de comunicación. En la medida en que nosotros decidamos cual será la forma en la que el PRO definirá su candidatura, iremos cada uno de nosotros tomando posición; en este momento me gustaría ir por partes, es decir elegir el método para elegir el candidato y en función de ello decidir cual sería nuestro mejor candidato.

– De lo que expresa se puede deducir que usted considera a Macri candidato presidencial…

– Efectivamente, yo creo que Mauricio Macri ya es candidato a presidente.

– En un año electoral, la Ciudad aún no cuenta con Presupuesto…

– Ello dejó en claro cuando finalizó la discusión del Presupuesto 2011 en diciembre último. Hubo una enorme irresponsabilidad política por parte de aquellos sectores que dejaron sin Presupuesto a la Ciudad. Porque ignoraron nuestra predisposición a escuchar e incorporar modificaciones, algo expresado también a lo largo de los tres meses en los que el Presupuesto estuvo en tratamiento en la comisión. Pero aún así no nos llegó ninguna propuesta, en virtud de ello nosotros giramos nuestro propio despacho, pero ello no significaba de que en el recinto nosotros no estuviésemos dispuestos a aceptar algunas modificaciones con el objeto de obtener el consenso necesario para poder sancionar el programa de gastos y recursos, entendiendo que el Presupuesto es una herramienta fundamental para cualquier administración.
Yo llamo a la reflexión a las fuerzas de la oposición, porque quiero recordarles también de que hubo un jefe de Gobierno en la Ciudad que contaba con sólo tres legisladores y nunca dejó de contar con el correspondiente Presupuesto. Pareciera de que en política todo es válido, pero se deben poner algunos límites, en este caso creo que al Presupuesto uno puede modificarlo, corregirlo o tratar de mejorarlo; lo que no se puede hacer es dejar sin herramienta para gestionar al Gobierno; porque no se trata de dejar sin Presupuesto a Macri, es dejar sin Presupuesto a la Ciudad y ello significa dejar sin fondos para pagar sueldos públicos, gastos de salud, educación, comedores escolares, colonias de vacaciones, recolección de residuos, obras públicas y toda la inmensa cantidad de tareas que realiza la Ciudad para sus vecinos y evidentemente la actitud de irresponsabilidad política de algunos sectores nos impidió tener el Presupuesto para este año.

– ¿Cree usted que a partir del tratamiento del Presupuesto y por ser un año electoral parte del arco opositor comenzó operando un obstruccionismo sistemático?

– Absolutamente. Yo pregunto que tiene que ver la gente de Proyecto Sur con el ibarrismo, con la Coalición Cívica, con la UCR. Todos juntos en contra sin ninguna alternativa. Creo que pasado los momentos más álgidos, y llegado el mes de febrero debiéramos reflexionar todos; nosotros estamos dispuestos a escuchar algunas sugerencias que nos hará llegar la oposición y ello creo, abriría la puerta para aprobar el Presupuesto.

– Hubo ya algunas expresiones desde la oposición -la CC concretamente- de que el PRO había abierto la posibilidad de adoptar algunas modificaciones y que de ser así apoyaría la sanción del Presupuesto.

– Exactamente. Creo que lo que debemos hacer es sentarnos seriamente en el seno de la comisión y allí abordar las sugerencias que la oposición pueda acercar para modificar el programa de gastos y recursos; a partir de ello nosotros estaremos en condiciones de aceptar o no las modificaciones que nos propongan, pero siempre, y ello quiero recalcar, con la mejor predisposición para tratar nuestras coincidencias y diferencias sobre el tema.

– ¿La complejidad del tablero político impidió al Gobierno finalizar o concretar tareas que la gestión de Macri tenía en sus planes?

– Lo concreto es que hay una enorme cantidad de obras que hay que terminar. Creo que deberíamos tener algún nivel de consenso con algunas fuerzas de la oposición, algo en lo que yo pretendo comenzar a trabajar ahora mismo, y que son temas que tienen que ver, como por ejemplo, la reforma tributaria, de la cual los representantes de los distintos sectores dicen una cosa en el recinto, otra en los diarios y también otra diferente en el seno de la comisión. Yo creo que una reforma en los tributos es necesaria, no para este Gobierno, sino para cualquiera que aspire a gobernar la Ciudad; además hay una serie de temas pendientes que requieren ser conversados y consensuados con los vecinos de la provincia de Buenos Aires, es decir con lo que se denomina el área metropolitana. Creo que sobre estos temas este año se puede trabajar perfectamente más allá de las coyunturas electorales.

– Pero hay algunas materias en las que quedarán en deuda…

– Si, nos va a quedar alguna materia adeudada, pero lo que creo y digo siempre es que hicimos mucho más de lo que se hizo si se comparan con periodos anteriores de Gobierno. Hemos invertido muchísimo en obras de infraestructura, creemos que faltan más, pero la realidad es que hemos realizado una importante cantidad de obras, siempre se habla de lo que falta sin recordar lo realizado.

– Si Macri es candidato presidencial, ¿a qué espacio político representará?

– Macri es el candidato presidencial del PRO, de ahí en más los espacios que sean afines al modelo que plantea el actual jefe de Gobierno se irán sumando y manteniendo conversaciones en cómo conformar una estructura que sirva de andamiaje electoral al espacio que se forma alrededor de él. En principio, Mauricio (Macri) es candidato presidencial del PRO.

– ¿Cuáles serían los sectores políticos que apoyarían su candidatura?

– Hay enormes sectores que hoy no está siendo contenidos por las estructuras políticas tradicionales, esto es el PJ oficialista y la UCR. En realidad creo que el peronismo hoy dejó de ser el peronismo y pasó a ser el Frente para la Victoria, y creo que peronistas hay un montón y que del Frente para la Victoria no son todos. Creo que en esa franja hay muchos que creen que merecemos vivir en el país de la normalidad, donde se respeten las leyes, donde las cosas que se dicen se hagan. Me parece ahí vamos estar dispuestos escuchar a quienes crean que lo que estamos proponiendo es lo mejor que les puede pasar a los argentinos.

– ¿Es refractario a un acuerdo con Duhalde?

– No. El problema no es que es lo que se acuerda, sino la base sobre lo que se acuerda. No son acuerdos personales, son acuerdos políticos. Lo que uno tiene que saber cuál es la base y qué es lo que se acuerda. Si algunos compañeros que militan con Duhalde tienen como prioridad la eliminación de la pobreza, como lo acaba de decir Macri, es un dato que nos une y aunque quizá nos separe la metodología.

– ¿Cuáles son las materias pendientes de la Comisión de Presupuesto?

– La comisión tiene hoy como objetivo principal la sanción del Presupuesto y en esa tarea no voy a cejar hasta que el mismo no sea sancionado por el Cuerpo. Una vez resuelto ello, nos avocaremos al tratamiento de un paquete de leyes que esperan ser analizadas por el oficialismo y las distintas fuerzas políticas con el fin de conformar una agenda legislativa, pero básicamente hoy la prioridad es el Presupuesto y hacia allí está volcado todo nuestro esfuerzo.

– ¿Qué le ofrece Macri a sus potenciales votantes?

– Macri y el PRO pretenden ser el partido de la normalidad, con una plataforma política con sentido común, que es lo que necesita la gente de sus dirigentes. Como primer esquema de gestión debe estar dirigido a elaborar un plan para eliminar la pobreza y para ello es indispensable desterrar la inflación y realizar algunas profundas modificaciones. Tres grandes ejes son los que propone Macri para profundizar nuestra economía: una energía sustentable, una agroindustria y un campo trabajando unidos y el fomento del turismo. La energía está en condiciones de hasta triplicar sus exportaciones, en tanto y en cuanto libere energías para poder transformar los productos que hoy se exportan como comodities, sumar materia prima y subpoductos y de esa manera exportar valor agregado. Si bien es cierto hay diferentes formas de liberar energías, el ingeniero Macri está estudiando cómo se implementa una gestión que haga posible que aquellos que no pagan impuestos, paguen los tributos que corresponden y de esa manera permitir la baja de algunas alícuotas como el IVA y algunas otras imposiciones al trabajo.

Fuente: parlamentario.com

Por Marta

Deja una respuesta