Natali, la participante que hasta ahora se había destacado por cautivar a los hombres de la casa y hacerlos rebotar como una pelota en un frontón, abandonó anoche Gran Hermano 2011, al término de una nueva gala de expulsión en el ciclo de Telefe.

La participante recibió el 62,11 por ciento de los votos, y superó a los otros dos nominados, Cristian U. y Luz. De este modo, el público mantuvo la tendencia: los cuatro eliminados hasta ahora formaban parte del mismo de los dos grandes grupos adentro de la casa.

Además de la expulsión, el ciclo mostró algunas historias románticas (o casi) como la de Loreley y Martín Anchorena. Y se regodeó con las sensuales imágenes de la fiesta del sábado, temática en torno a los vampiros.

Durante esa fiesta otra vez hubo malestar de algunos participantes, en este caso por la cantidad de champagne que les dieron. La voz cantante la tuvo Emiliano, a quien se vio en el «confesionario virtual» incluso con alguna chicana sobre el duelo de realities del verano: «Aguante Soñando por bailar», se animó a postear en la web.

La respuesta de Rial en el piso incluyó el dato de que les habían pasado 14 botellas de champagne (para 17 miembros, no hace falta hacer muchos cálculos). «Permitimos todo. Lo que no vamos a permitir son horrores de ortografía», lanzó. Lo que sucedió fue que en su mensaje online, Emiliano escribió –ay- sensura (acá va un SIC grande como una casa, y por las dudas se reafirma: lo escribió así, con s).

En el contacto antes de conocer la salida de Natali, el conductor buscó al enrulado participante. «¿Me querés decir algo vos?», se le plantó. Emiliano no abundó con las críticas, aunque también, cuando se le consultó sobre cuál creía que iba a ser la sorpresa de mañana, tiró un «Que venga la (eterna enemiga de Rial y conductora del Soñando por Bailar, Viviana) Canosa.

La sorpresa será otra, aunque a esta altura, con tanta promoción, sólo es sorpresa para los 16 participantes que quedan en la casa. Antes del debut de El Elegido, esta noche, Pablo Echarri se dará una vuelta por ahí.

Fuente: Clarín.com.ar

Por Leo

Deja una respuesta