Mohamed les infla el pecho a los jugadores de Independiente. El Rojo se presenta hoy en Brasil por la primera final de la Copa Sudamericana frente a Goiás. “Tenemos la chance de entrar en la historia”, arenga el Turco.

¿Estás nervioso?
Lo lógico. No podría afrontar un partido de esta naturaleza sin ponerme un poco tenso. No lo demuestro, además no quiero ponerme nervioso al mango porque estaría dando un mal mensaje al grupo. Lo importante es disfrutar, a veces se hace difícil. Pero es muy necesario mantener la calma.

¿Cuando asumiste pensaste que podías llegar a dirigir la final de la Copa Sudamericana?
No. Pensé en la reconstrucción del plantel, estaba bastante golpeado. Después pasaron cosas que ayudaron a la reestructuración, por llamarla de alguna manera. Haber ganado el clásico levantó al grupo psicológicamente y, después, a medida que nos fuimos conociendo, los muchachos fueron creciendo.

¿Cuál es tu mérito?
Es todo de los jugadores.

¿Vos no hiciste nada?
Acomodé un poco, les saqué presión. Después, en la cancha, el que toma decisiones es el jugador.

Pero Independiente tiene otra idea futbolística. Se nota tu mano.
En pequeños detalles. De a poco vamos modificando cosas, trabajamos para el año que viene, pero ahora tenemos esta enorme chance de entrar en la historia de este club.

¿Necesitabas en tu carrera un desafío de esta clase?
Sí, claro. A cualquier entrenador le gustaría estar en mi lugar. Pero yo tengo memoria, en el armado de este equipo estuvo Daniel Garnero. Pero sí, me gusta mucho este tipo de partidos. Cuando pasamos a Tolima les avisé a mis colaboradores que a la Liga lo tenía estudiado. Había que taparle a los laterales. Lo más importante son los jugadores, por más que prepares cualquier táctica hay jugadores que te rompen el esquema. Y gracias a estos grandes profesionales, ahora tenemos la chance de disputar una final continental.

¿Cómo llega Independiente?
Muy bien. En lo anímico y en lo futbolístico. A los muchachos les dije que lo más importante es el prestigio, eso no tiene precio. Y no se puede negociar.

¿Puede aparecer el miedo escénico después de tantos vaivenes en el plantel?
Mirá, este plantel tiene chapa para salir campeón. Sabe que puede y quiere hacerlo. Después, son partidos de fútbol, la pelota puede no entrar… Hay miles de variables. Pero llegamos muy bien.

¿Qué te preocupa del Goiás?
Su rapidez, su aceleración, su desfachatez. Juegan bien a la pelota. Pero se van a encontrar con nosotros. Ellos deben estar tomando recaudos.

¿Salir campeón sellaría tu relación con los hinchas?
Estamos atravesando un muy buen momento en la relación con la gente. Espero que esa comunión entre el plantel y los hinchas pueda seguir y que les regalemos la Copa. Estamos en una instancia que, hace un mes, nadie creía que podíamos estar. Esperemos darle una alegría a la gente y ser reconocidos. Somos nuevos y hay que pagar un derecho de piso. Ojalá la gente nos adopte. Hay que ganar.

¿Es lo que importa?
Jugar bien te acerca al triunfo.

¿Es verdad que al plantel le prometiste una camioneta cero kilómetro si salen campeones?
Sí. Ojalá tenga que gastar. Y después, me tomo vacaciones. Pero con una estrellita en el pecho.

Fuente: La Razón

Por Leo

Deja una respuesta