Joseph Blatter, presidente de la FIFA, avisó en Doha que el mundial de Qatar en 2022, allí, podría adelantarse seis meses para proteger a los futbolistas del calor.

Para el Mundial de Qatar falta poco menos que una eternidad, porquer será la próxima década, pero cuanto más se puedan anticipar los problemas, mejor. Por eso, en la FIFA, ya están pensando en mudar la Copa del Mundo de junio, tradicional fecha de la competencia, a un enero que haga más tolerable la competencia por las altas temperaturas.

El presidente de la FIFA, Joseph Blatter, afirmó en Doha, donde se encuentra para la inauguración de la Copa de Asia, que piensa que el Mundial de 2022 en Qatar se podría disputar en invierno: «Mis expectativas son que se dispute en invierno porque cuando se juega al fútbol hay que proteger a los principales actores: los jugadores», avisó.

Durante el verano qatarí, claro, las temperaturas alcanzan los 50 grados. Por lo tanto, mover el Mundial al invierno es una salida lógica: «Tenemos tiempo para examinar la cuestión, faltan todavía 11 años, pero debemos decidir el período más adecuado para una Copa del Mundo que tenga éxito, lo que significa enero o fin de año», expresó Blatter.

Fuente: Olé

Por Leo

Deja una respuesta