Después de una extensa batalla legal, finalmente Sandra Borda logró que la Justicia hiciera lugar a su pedido y tomó una muestra de ADN del cadáver de Roberto Sánchez. «Gracias a Dios la Justicia le dio el derecho para dar certeza de su filiación», contó a C5N Isabela, amiga de la demandante.

Sandra Borda «está conmocionada», dice su mejor amiga y representante de prensa. Y no es para menos. Después de 10 años de una incansable lucha la Justicia «la escuchó» y le concedió su pedido para comparar si es la única hija de Sandro.

«La exhumación se llevó a cabo a las siete de la mañana en el cementerio Gloriam en presencia de Sandra Junior, su abogada Irma Meneghini, Olga Garaventa y su abogado, los peritos de ambas partes y el secretario del juez», contó Isabella.

Además, Figueroa explicó: «El féretro se llevo a la morgue judicial de La Plata. En el cotejo de la muestra, que se hizo a pedido de la biotecnóloga perito judicial, se le hizo la extracción de sangre a Sandra Junior». Luego, aclaró que «se tomaron varias muestras de diferentes partes del cuerpo de Sandro». Cuando terminaron, trasladaron el cajón al cementerio ubicado en Burzaco.

Por otra parte, explicó cómo Sandra vivió esta difícil situación: «Está muy shockeada y muy conmovida. El marido la llevo descompuesta». Asimismo, señaló que ella «está confiada» en que se sabrá la verdad finalmente. Y destacó que no hablará públicamente hasta que se conozcan los resultados del ADN.

En caso de que el resultado del examen de filiación de positivo, Sandra Junior se convertirá en la heredera del cincuenta por ciento de la herencia del cantante. Por el momento, la única beneficiada fue Olga Garaventa, viuda del intérprete.

Fuente: Infonews