Luego de que el ministerio de Justicia que conduce Julio Alak quedara en la mira por la llamativa desaparición de datos sensibles para la causa Ciccone, desde el Gobierno salieron a minimizar esta situación. El mismo Alak justificó el extravío ya que «en todos los poderes suelen extraviarse expedientes». En igual sentido se expresó el secretario de Justicia de la Nación, Julián Álvarez, quien aseguró que «es normal que se pierdan expedientes».

CIUDAD DE BUENOS AIRES (Urgente24) Tras quedar en la mira por el extravío de expedientes clave en el caso Ciccone, el ministro de Justicia, Julio Alak, minimizó la situación y dijo que «en todos los poderes suelen extraviarse expedientes». Cabe destacar que se trataba de documentación con información sobre las sociedades que estuvieron detrás de la compra de la imprenta, siendo un expediente clave para conocer quiénes son los verdaderos dueños que estaban detrás de Ciccone, hoy bajo órbita estatal.

Según Alak, la nota periodística que difunde la noticia tiene «aseveraciones que no son reales» y forma parte de un nuevo ataque de los grupos mediáticos concentrados.

«En el 2012 un expediente fue extraviado en el IGJ», concedió Alak, aunque rápidamente aclaró que «en todos los poderes suelen extraviarse expedientes» y aseguró: «Nosotros teníamos el expediente digitalizado, fue una reconstrucción rápida. Le dimos información rápidamente a la Justicia e hicimos un sumario administrativo. Se hicieron todos los protocolos que correspondían, se cumplió con todos los requisitos».

Sin embargo, la nueva carpeta tiene sólo 4 fojas, 18 menos que la original. Alak, funcionario del cual responde la IGJ, no realizó la denuncia penal y por eso se posó sobre él la lupa de la Justicia (ver nota relacionada).

Por otra parte, Alak se refirió a los integrantes de la Corte Suprema: «algunos demócratas dicen que la Presidente no tiene atribuciones para proponer un nuevo candidato a la Corte Suprema», destacó, y aseguró que la jefa de Estado «va a gobernar hasta último día de su mandato, no se va a ir en helicóptero».

«La propuesta la puede hacer la Presidenta hasta el 9 de diciembre de 2015. El congreso determina cuántos miembros tiene la corte. Que la Corte puede funcionar con 3 o 4 miembros son especulaciones, la ley dice que tiene que funcionar con 5», aclaró el funcionario oficialista en declaraciones a Radio América.

Quien también minimizó la denuncia de que la IGJ extravió y adulteró datos que complicaban a Amado Boudou en la causa Ciccone, fue el secretario de Justicia de la Nación, Julián Álvarez, quien aseguró que hoy en día, con la Justicia tal como está, «es normal que se pierdan expedientes».

Además, adelantó esta mañana que el proyecto de reforma del Código Procesal Penal será presentado «esta semana» en el Congreso, al tiempo que remarcó la necesidad de plantear un debate en este sentido. Y criticó a Clarín, que denunció que con la nueva ley el Gobierno busca que se anulen causas judiciales por corrupción.

«Vemos las notas de ayer, sobre todo en Clarín, hablando de este código con un título fatalista, como siempre. Es tremendo, es increíble. Yo la llamaría payasesco directamente», remarcó el funcionario, y destacó que el nuevo proyecto apunta «directamente a combatir la inseguridad».

«Esto es claramente una cortina de humo para ocultar el tema que a ellos más les preocupa. Ellos no quieren que se aceleren las causas porque si no eso va a implicar el funcionamiento en pleno de la Ley de Medios», volvió a apuntar Álvarez.

En tanto, retomó su defensa de la nueva ley y aseguró que, tal como está planteada hoy la Justicia «es normal que se pierdan expedientes» como el de Ciccone.

«Hoy el sistema es ritualista, totalmente escrito. Y va a ser un sistema oral. Eso va a acortar los plazos de cuatro años a seis meses. Esto combate directamente la inseguridad. Porque una persona que comete un delito sabe que va a ser condenado rápidamente va a tener un argumento fuerte para no hacerlo», sostuvo.

www.urgente24.com