El italiano Mario Monti se suma a otros políticos europeos como el francés Nicolas Sarkozy o Christine Lagarde del FMI para anunciar el fin de la crisis del euro. Pero las realidades de la misma Italia, la eterna Grecia, España y Portugal, parecieran indicar todo lo contrario.

(Urgente24)

Mario Monti, el primer ministro italiano, ha asegurado hoy (28/03) que la crisis de la deuda soberana de la zona euro «casi ha terminado».

«La eurozona ha atravesado una crisis enorme», dijo Monti en una rueda de prensa celebrada en Tokio, donde apuntó su confianza en que dicha crisis «casi ha terminado».

El primer ministro italiano destacó en su intervención las diversas medidas adoptadas por los países bajo presión, incluyendo el segundo acuerdo de rescate de Grecia, así como los planes de consolidación presupuestaria en España o Italia.

Asimismo, Monti volvió a expresar su confianza en España y en la «firmeza» de su proceso de consolidación fiscal, por lo que apuntó que, a nivel general, pronto quedarán atrás los temores al contagio gracias a las nuevas reglas disciplinarias a las que se han adherido la mayor parte de miembros de la UE y al refuerzo de los cortafuegos financieros.

El presidente francés, Nicolas Sarkozy, anunció que la zona euro había superado una etapa crítica y que lo peor de la crisis había pasado.

Surge entonces la pregunta ¿realmente ha pasado lo peor de la crisis?

Pues a pesar de no estar en las primeras planas desde el segundo rescate griego, y de que son muchos los que, como Monti, afirman que lo peor ya ha pasado, la realidad dice que las dudas sobre Grecia y Portugal aún no han acabado y las economías de España e Italia siguen dando síntomas de debilidad.

Europa efectivamente está pasando un mejor momento que hace un mes y que prácticamente todo el año pasado. En las últimas 2 semanas, las aparentemente interminables profecías de fatalidad para la economía europea han ido cayendo misteriosamente hasta el silencio.

Las acciones europeas subieron el viernes (23/03) a máximos de 8 meses, la presión está disminuyendo en los bonos italianos y Grecia ha desaparecido de las portadas.

Deja una respuesta